Cómo planchar una camiseta

Hoy en día está de moda vestir camisetas tanto en invierno como en verano. Mucha gente ya prescinde de las típicas camisetas interiores blancas de tirantes y se pone las mismas que en verano, solo que debajo de una sudadera o jersey.

Tanto si las vistes en verano como en invierno, debes aprender a planchar tus camisetas para que siempre luzcan perfectas y puedan conservar la serigrafía y el tacto lo máximo posible.

Hoy te enseñamos a planchar camisetas de forma fácil. ¡Presta anteción!

Si vas a planchar varias camisetas de una, te recomiendo que mires las etiquetas y las agrupes por temperaturas de planchado, así optimizarás el tiempo y no tendrás que regular la plancha con cada una.

5 minutos 5 minutos

Reúne todo lo necesario para planchar

Este paso parece obvio, pero siempre es aconsejable saber qué necesitamos. En este caso tan solo necesitaremos una tabla de planchado, la camiseta y nuestra plancha de vapor.

Coloca la camiseta

Es importante saber que el vapor de las planchas es tan potente (y la tela tan fina) que no necesitas planchar por los dos lados. Así que coloca la camiseta entera y estirada sobre la tabla de planchar. Es decir no «vistas la tabla» poniéndole la camiseta.

Plancha el cuello y el torso

Empezaremos por el torso y la espalda de la camiseta (recuerda que se planchan a la vez, debido a la potencia del vapor). Asegúrate de que la camiseta está bien estirada y da unas pasadas hasta que veas que está bien lisa.
Para planchar el cuello necesitarás usar la punta de la máquina.

Termina con las mangas de la camiseta

Esta es la última parte. Tanto si son de manga larga como de manga corta, hay que estirarlas bien y repetir la misma operación que con el torso.

Puedes repasar conceptos con este vídeo, en el que lo verás absolutamente claro:

Ahora, lo que necesitas es doblarla perfectamente para poder guardarla en tu cajón o tu armario y que se quede perfecta y lista para la próxima vez que te la vayas a poner.

Si utilizas el método A, B, C podrás doblarlas en segundos. ¡Mira este vídeo!

Aunque si lo prefieres, puedes comprar este doblador de prendas automático, que también te hará el apaño.

Por último, puedes echar un vistazo a nuestras planchas, por si necesitas cambiar la tuya o no tienes claro cuál comprar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *