Cómo planchar un pantalón en 5 pasos

Si nos estamos preparando para un evento importante puede que necesitemos lucir nuestro mejor pantalón en las mejores condiciones posibles.

Es posible que esta prenda haya estado guardada y olvidad en el cajón o el armario durante mucho tiempo, viviendo cambios de temporada, mudanzas y varias situaciones en las que nos la queríamos poner y, por estar arrugada, no lo hicimos.

Pues bien, ha llegado el momento de pasar página, aprender a planchar unos pantalones y volver a lucirlos radiantes y perfectamente lisos. Atrás quedaron los tiempos de juventud en los que prestábamos poca o ninguna atención al estado de planchado de la ropa. Más bien buscábamos que pareciera lo más destartalada posible, e, incluso, rota.

Quédate leyendo este texto si quieres aprender la forma más fácil y rápida de planchar unos pantalones, deshacerte de las fatídicas arrugas y hacer una raya que sorprenderá hasta a tu abuela.

como planchar un pantalon

Bien, pues sin más dilación vamos con los 4 pasos para dejar un pantalón sin arrugas. Analizaremos con detenimiento todo lo que hay que hacer para dejarlos impecables

Reunir todos los materiales

Puede parecer una obviedad, pero es necesario tener claro y disponible todo lo que vamos a necesitar para el proceso de planchado. Apunta bien estos materiales:
– El pantalón arrugado.
– Una tabla de planchar.
– Una plancha de vapor.
Puede parecer que la tabla de planchar es prescindible, pero te recomendamos que si vas a planchar regularmente te hagas con una. Los beneficios son numerosos y el precio no es alto.

Revisar la etiqueta

Si no has cortado la etiqueta del pantalón en el pasado (mucha gente lo hace) es hora de ponerte en serio de una vez y revisarla. Además de información valiosa acerca de cómo ha de lavarse tu prenda, en la etiqueta encontrarás si puedes plancharla o no. Obviamente, no planches una prenda en la que la etiqueta se exponga que no se puede planchar.

Planchar los bolsillos y la pretina

Lo primero que hay que hacer es sacar la tela de los bolsillos y plancharla con cuidado. Es un buen punto de partida para ir calentando motores con respecto a lo que nos queda.
Deja el pantalón sobre la tabla, saca con cuidado el bolsillo de dentro hacia afuera y plancha despacio. Vuelve a meter la tela vigilando que no se doble y que quede bien estirada.
Para la pretina (la parte interior trasera del pantalón que ajusta la cintura) has de dejar la plancha sin frotar asegurándote que está bien estirada.

Planchar las piernas del pantalón

Para poder planchar las piernas del pantalón fácilmente, has de extenderlas sobre la tabla fijándote bien que vayan dobladas justo por la costura. Ahora pasa la plancha por el centro de cada pernera de arriba a abajo y estirando con la otra mano para no dejar posibles dobleces que causen arrugas feas.

Bonus: Planchar un pantalón con raya

Hay algunos pantalones de vestir que quedan muy resueltos con una raya en mitad de la pernera. Para ello lo que has de hacer es muy similar al punto anterior, solo que has de doblarlos de nuevo por el centro, para que las costuras queden juntas.
Procura que queden lo más juntas posibles a lo largo de toda la pernera.
Ahora solo plancha desde el centro hasta el lado de «dentro» para que se vaya formando la raya en la doblez.

Recuerda cumplir todos los pasos del protocolo de seguridad para planchar y, si no te sale a la primera, no abandones, pues aprender a planchar bien unos pantalones es algo que se aprende poco a poco y practicando. Ya verás como en unas pocas sesiones aprendes y te resulta muchísimo más fácil.

Si necesitas una plancha y estás dudando sobre cuál comprar, puedes echar un vistazo a nuestras reseñas de planchas de vapor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *